• Córdoba: miles de estatales en la calle contra el ajuste delasotista

    Data:2012.08.18 | CategoríaCórdoba, Docentes, Estatales | Etiquetas: ,

    Otra vez el “cordobesismo” duró poco. Este miércoles 15, 10 mil estatales marcharon contra el ajuste, duplicando el numero del viernes pasado. Al mismo tiempo, los choferes de la empresa Ciudad de Córdoba, una de las tres del transporte urbano, hacían un paro de más de 36 horas contra el despido de 3 trabajadores, mostrando una enorme fuerza. Estas son dos muestras de que el ánimo de los trabajadores cordobeses se templa oponiendo resistencia a los ataques del gobierno y patronales.

    El primer ajuste y sus costos políticos

    En pocos días, la situación en la provincia dio un giro. De la Sota venía a la ofensiva en su reclamo por fondos a la nación, logrando “triunfos parciales”. El llamado a audiencia de parte de la Corte Suprema para analizar la deuda con Córdoba, es uno pues le da proyección nacional contra el kirchnerismo. El otro es haber avanzado con un ajuste sobre la Caja de Jubilaciones, que consiste en diferir los aumentos a los activos por 180 días para los jubilados. Así, el 82% que “no se tocaba” se transforma en… un 73%.

    Pero este “triunfo” trae costos políticos para De la Sota y sus gremialistas afines como Pihen, Secretario Adjunto de la CGT y diputado oficialista, que queda con el paso cambiado y cuestionado ante su base.

    El “Gallego”, efecto sorpresa mediante, desembarcó en una “operación comando” en la Legislatura, sin avisar que haría votar el ajuste. Así, evitó la movilización de los gremios y una posible represión que hubiera recordado imágenes de la Córdoba ardiente de 2008. Esto demuestra que el temor a una fuerte respuesta de los trabajadores estaba previsto.

    Bronca por abajo y traición por arriba

    La bronca que existe entre miles de estatales se vio en las marchas, en el enorme paro docente, se palpa en cada escuela y hospital. La bronca es contra el gobierno pero también contra los dirigentes. Este miércoles, luego del acto de la burocracia, cerca de 200 docentes de oposición marcharon a UEPC exigiendo asambleas y la continuidad del plan de lucha. Los docentes del PTS y la agrupación D-Base estuvieron en primera fila. Esa bronca obligó a la burocracia a prometer asambleas desde el martes.

    La “estrategia” de las conducciones es enfriar la lucha, negociando algunos puntos de la reforma, pero aceptando la Ley. Su pelea se reduce a la presentación de un amparo ante el Tribunal Superior de Justicia, uno de los órganos más antiobreros de la provincia, como denuncian los trabajadores judiciales.

    Entre las “propuestas” de los gremios para paliar el déficit de la Caja figura la incorporación de los precarizados como aportantes pero sin exigir pase a planta permanente. Le suman un tibio pedido de aumento impositivo al campo, aunque no cuestionan los millonarios subsidios a las multinacionales.

    Un nuevo auditorio para la izquierda

    Los docentes y estatales del PTS pelean por unir lo que la burocracia divide. Para darle continuidad a la lucha hay que imponer un Plenario de delegados de todos los gremios con mandato de base. No se puede dejar la pelea en manos de Pihen, Monserrat o Leyría.

    Esta fue la propuesta que difundimos en estos días, recorriendo escuelas, hospitales y otras dependencias con los 5000 ejemplares del suplemento de La Verdad Obrera Córdoba, La Juventud del PTS jugó un destacado rol allí, además de pelear en universidades, escuelas y terciarios para que los estudiantes se movilicen junto a los trabajadores. Gracias a esta ofensiva campaña dimos con muchos trabajadores dispuestos a escuchar y conocer las ideas de la izquierda, abiertos a pensar cómo echar a la burocracia de los sindicatos, para que no nos terminen llevando detrás de políticos patronales.

    La banca del FIT en la Legislatura, además de estar en las calles, fue la única voz que no le hizo el juego al delasotismo, como hicieron radicales y juecistas votando junto al PJ por el fin del Pacto fiscal.

    Esta primer respuesta a los ataques del gobierno marca el inicio de una nueva situación en Córdoba. Es imprescindible preparar una fuerte corriente de oposición antiburocrática en los sindicatos estatales para pararle la mano al gobierno, las patronales y superar a las burocracias traidoras.